ECOGRAFÍA GENERAL / ECODOPPLER

Es un método de ayuda permite estudiar de una forma distinta la anatomía y fisiología fetal; en donde podrás apreciar al bebé en tiempo real (en movimiento). Por primera vez podemos observar desde los primeros meses del embarazo, además de la anatomía del bebé, la función de sus órganos y el desarrollo de estos. A esta tecnología se le llama 4D porque incorpora la cuarta dimensión que es el tiempo, pudiendo observar las imágenes en movimiento, como sucede en la realidad. Este avance tecnológico, permite dar un gran paso en el diagnóstico pre-natal (detección de anomalías fetales), beneficiando a los padres que con tanta ilusión esperan a su bebé. encabezado4D

VENTAJAS SOBRE LAS ECOGRAFÍA 3D
Éste ecógrafo muestra imágenes tridimensionales con volumen en movimiento de manera simultánea, debido a que esto, se ve en tiempo real. Esta reconstitución se logra mediante complejas computadoras que traducen la energía emitida en forma del ultrasonido, en imágenes, sin desfase temporal. De esta manera, se obtienen verdaderos videos a color de la vida intrauterina. Además del efecto psico-social que implica para los padres ver a su hijo con tanta claridad, otra ventaja de este equipo es que la energía utilizada es una de las más bajas de las técnicas ultrasonográficas conocidas. Por lo tanto, el impacto sobre el embrión es inocuo.
PREPARACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE LA ECOGRAFÍA
La ecografía es una técnica inocua que precisa escasa preparación. Sin embargo, en algunas ecografías es fundamental que el paciente esté en ayunas. Por ese motivo, si su ecografía es de la región abdominal o pélvica (incluye ecografía hepática, renal o de la vejiga), es necesario que venga con un mínimo de 6 horas de ayunas. > Puede beber agua (no otros líquidos). > Si usted es diabético y precisa alguna medicación que haya que tomar con alimentos y la hora de la cita no se ajusta a su horario habitual de  medicación, consulte con su médico. En las siguientes ecografías no es necesario que acuda en ayunas: - Ecografías cervicales (incluye tiroides y ecografía Doppler de carótidas). - Ecografía torácica. - Ecografía músculo - esquelética (ecografía de hombro, manos, lesiones palpables). - Ecografía cutánea. - Ecografía Doppler de miembros inferiores. - En las ecografías pélvicas (incluye las ecografías de vejiga, de aparato urinario, de útero y de ovarios) la vejiga tiene que estar llena. Le recomendamos que acuda al servicio de radiodiagnóstico con la vejiga a media repleción (por si tuviera que esperar unos minutos antes de hacerse la ecografía). > Para realizarse cualquiera de las tres ecografías recomendadas en el embarazo no es necesario hacer ninguna preparación especial. Habitualmente se realizan poniendo en contacto la sonda del ecógrafo con la piel del abdomen (ecografía abdominal). Se recomienda no utilizar crema hidratante en las 24 horas anteriores a la prueba: alguna de ellas puede dificultar la transmisión de los ultrasonidos. > En algunas ocasiones es necesario introducir la sonda dentro de la vagina (ecografía vaginal): porque el embrión es demasiado pequeño, porque es necesario visualizar con más detalle el embrión o alguna estructura fetal que es más accesible en una exploración a través de la vagina, para medir la longitud del cuello del útero, para descartar una placenta previa, etcétera. > Si tiene cita para una ecografía antes de la semana 10 de embarazo es necesario que lleve la vejiga moderadamente repleta. También es posible que utilicen la vía vaginal, en cuyo caso no es necesaria la retención de orina. Así que si no disponede información específica es mejor que vaya con la vejiga moderadamente llena: vaciar la vejiga no cuesta nada, llenarla requiere tiempo.
A continuación te detallamos cuáles son las modalidades o tipos de ecografías existentes, para qué y cuándo se emplea cada una de ellas y qué nos revela su lectura:
- Ecografía bidimensional o 2D: es la modalidad más utilizada. Los ecos rebotados por las estructuras que atraviesa el haz de ultrasonidos son visualizados como múltiples imágenes secuenciales en escala de grises. - Ecografía Doppler color: fundamentalmente la eco-doppler sirve para estudiar vasos sanguíneos y el corazón. La sangre que circula a su través se representa en tonalidades de color, habitualmente rojo o azul. El color nos da información sobre si la sangre se acerca (rojo) o se aleja (azul) de la sonda del ecógrafo y la intensidad del color sobre la velocidad a la que circula. Estos datos nos ayudan a determinar si la cantidad de sangre y su dirección son adecuadas. - Ecografía Doppler pulsado: al igual que la anterior también sirve para estudiar vasos sanguíneos y el corazón. Se recoge en forma de gráfica el patrón de flujo, la cantidad de sangre que pasa por unidad de tiempo, en un vaso sanguíneo determinado o en una cavidad cardiaca y se compara con patrones de normalidad. Esto nos da información sobre el estado funcional de la placenta, sobre la oxigenación fetal, sobre si la sangre fluye con normalidad a través de las válvulas y cavidades cardiacas y grandes vasos sanguíneos, etcétera. - Ecografía 3D: se llama ecografía 3D a la técnica ecográfica que nos permite recoger información volumétrica del objeto a estudiar, a diferencia de la ecografía 2D, donde sólo podemos ver planos del objeto estudiado. Una vez recogido un volumen, se puede estudiar sin el paciente delante, podemos ver con mayor facilidad la superficie del feto, pero también estructuras internas como el esqueleto. El volumen ecográfico es como un bloque a través del que podemos navegar, pudiendo hacer cortes en los diferentes planos del espacio para conseguir una mejor evaluación del feto. - Ecografía 4D: en los inicios de la ecografía 3D era muy complicado conseguir un volumen de una zona a estudiar, podía tardarse 20 minutos o más. En la actualidad la adquisición de un volumen es prácticamente instantánea. Cuándo recogemos y visualizamos volúmenes de manera secuencial, a una velocidad de aproximadamente 24 volúmenes por segundo, tenemos la misma sensación de movimiento continuo que experimentamos viendo una película de cine, este efecto de movimiento continuo de volúmenes es lo que se llama ecografía 4D o ecografía 3D en tiempo real. - Reportaje ecográfico 4D: algunos gabinetes ecográficos ofertan este estudio, que se suele acompañar de una ecografía convencional en 2D y que no es necesario desde el punto de vista médico. Va dirigido a los padres que, además de conocer el estado de salud de su futuro hijo, quieren tener un reportaje fotográfico de su aspecto físico, en particular de su cara. Esto se puede hacer con ecografía 3D (una imagen de un volumen) o 4D (un vídeo de una secuencia de volúmenes) en cualquier momento del embarazo si se dan las condiciones oportunas, pero se recomienda hacia la semana 26-28, donde el feto es lo suficientemente grande para tener un aspecto parecido a un recién nacido y existe todavía una cantidad adecuada de líquido amniótico (es imprescindible que la estructura a estudiar esté totalmente rodeada de líquido para poder visualizar su superficie).
EntregaOnline
Personalmente o por acceso a Clientes


¿Necesita un turno? Llamanos al: 03543 - 442374